InicioEmpresa40 Años KEMPER

40 Años KEMPER

1977 - Gerd Kemper funda KEMPER GmbH

El peligro de poder quemarse los ojos durante la soldadura es conocido. Por el contrario, el humo de soldadura no se considera peligroso para la salud. En esa época nadie piensa en valores límite legales y tampoco en una técnica de aspiración eficaz. Gerd Kemper, quien después de su formación empresarial quiere crear una empresa técnica, descubre en Suecia las primeras unidades de aspiración. Allí conoce los peligros que entraña el humo de soldadura, aunque de un modo rudimentario en comparación con la actualidad. Gerd Kemper trae consigo sus conocimientos a Alemania. En el garaje de su casa construye la primera aspiración puntual en el espacio germanoparlante: un equipo de filtración que capta y aspira el humo de soldadura directamente en el lugar en que se genera. Hasta la fecha, este principio de aspiración de humo de soldadura es recomendado por las asociaciones profesionales. El 17 de marzo de 1977, Gerd Kemper funda KEMPER GmbH. Hasta hoy, la empresa es pionera en la aspiración de humo de soldadura.

1983 - Primer edificio de producción en Vreden

Gracias al éxito de los propios productos, KEMPER crece en relación con los pedidos y el número de empleados: en 1979 la empresa emplea a diez trabajadores. En el antiguo centro la capacidad se ha vuelto demasiado pequeña. Seis años después de la fundación, KEMPER se expande por primera vez a mayor escala. El fabricante invierte en un nuevo emplazamiento. En 3.600 metros cuadrados crea el primer edificio de producción propio. Este ofrece más espacio para una gama de productos ampliada. Además de la aspiración de humo de soldadura, con las mesas de oxicorte KEMPER también incluye en la cartera soluciones de aspiración para aplicaciones de soldadura.

1988 - KEMPER entra en la escena internacional

En el mercado interior Alemania se ha conseguido el éxito. La calidad y la utilidad de la aspiración de KEMPER traspasan las fronteras nacionales. Un factor de determinante de ello es la buena reputación, sobre todo entre los proveedores automovilísticos. Estos operan cada vez más en el extranjero.

Esto ofrece a KEMPER oportunidades completamente nuevas. La empresa sigue la estela y abre nuevos mercados. A los diez años desde la fundación de la empresa, KEMPER abre las primeras filiales en Francia y en Estados Unidos. Este es el inicio de una serie de nuevas empresas, entre otros países, en Países Bajos en 1990. La internacionalización cobra impulso.

1989 - Nueva generación de equipos para diferentes entornos de trabajo

La tendencia del sector tiene un sentido claro: Según el ámbito de uso, los soldadores necesitan diferentes soluciones de aspiración para su trabajo: móviles para puestos de trabajo cambiantes, estacionarias para puestos de trabajo fijos. En su cartera, KEMPER ofrece soluciones para ello. En 1989 la empresa presenta una generación de equipos completamente nueva en la principal feria del sector SCHWEISSEN & SCHNEIDEN. Los nuevos equipos filtrantes de humo de soldadura y eléctricos reciben mucha atención. Pueden utilizarse individualmente, sean móviles o estacionarios. De este modo, KEMPER amplía su cartera con soluciones de aspiración para diferentes ámbitos de uso para aplicaciones específicas.

1992 - Expansión continua, primera instalación de aspiración central, nueva técnica de filtración e internacionalización sucesiva

A principios de los años 90 las cifras de KEMPER pasan a ser de tres dígitos. En 1991 el fabricante emplea a más de 100 trabajadores. De este modo, la empresa se convierte en un importante empleador en Vreden y sus alrededores. El fabricante acelera su crecimiento continuo. En 1992 se crea en la calle Von-Siemens-Straße en Vreden un moderno edificio administrativo que sigue siendo a fecha de hoy la sede de la empresa. En el mismo año, el personal se traslada al nuevo edificio.

Al mismo tiempo, KEMPER impulsa el progreso técnico. Además de equipos de aspiración móviles y transportables, la empresa desarrolla por primera vez una instalación de aspiración central compacta: la System 8000. Equipada con un mando propio, la instalación sigue siendo hoy en día la base de desarrollos sucesivos en el ámbito de las instalaciones de aspiración centrales. La System 8000 es indicada para la separación de sustancias peligrosas en diferentes procedimientos como la soldadura o el corte. Gracias al principio modular el sistema puede adaptarse a las necesidades individuales de las empresas de soldadura.

En materia de técnica de filtración, KEMPER también realiza ese año un trabajo pionero. El fabricante logra un enorme avance técnico en la separación de partículas de humo de soldadura del aire. Como primer oferente, KEMPER utiliza filtros de membrana especiales. Estos son microporosos y separan del aire nanopartículas hasta un tamaño de 100 nanómetros. Esta calidad de filtración se desarrolla sucesivamente más adelante con los filtros de membrana ePTFE KemTex®.

La internacionalización progresa simultáneamente. La nueva filial en la República Checa es la cuarta empresa extranjera del grupo KEMPER. Unos años más tarde, tiene una especial importancia.


1993 - Primer equipo de filtración móvil con filtro despolvoreable

Hasta el momento, el mercado para soldadores ofrece equipos de filtración móviles únicamente con filtros desechables que ocasionan elevados costes adicionales para filtros de repuesto en caso de finalidades de uso permanente.

KEMPER se encarga de ese problema. Con el "System 9000 mobil" el fabricante desarrolla el primer equipo de aspiración móvil con filtro despolvoreable. Este nuevo desarrollo sigue siendo la base para una técnica de filtración eficaz y económica.

1996 - Llega la campana de aspiración con forma de brida

Hasta hoy es parte del equipamiento básico en brazos de aspiración en todo el mundo: la campana de aspiración con forma de brida de KEMPER. En 1995 se crean los primeros dibujos y un año más tarde tiene lugar el lanzamiento al mercado.

El objetivo: hacer que la manipulación de la aspiración de humo de soldadura sea lo más cómoda posible para el soldador durante el proceso de soldadura propiamente dicho. KEMPER no solo establece nuevos estándares en materia de diseño. Gracias a la composición y la forma de la nueva campana de aspiración capta un 40 % más de humo de soldadura que las campanas de aspiración convencionales. Con la posibilidad de girarse 360 grados ofrece la mayor flexibilidad posible a los soldadores. De forma casi simultánea KEMPER desarrolla también un brazo de aspiración completamente nuevo. Este se puede ajustar fácilmente con una mano y se mantiene en la posición predeterminada de forma permanente y sin apoyo. Hasta la fecha, los brazos estaban fijados en articulaciones externas y eran muy duros de manejar.

La campana de aspiración se ha vendido desde entonces unas 130.000 veces.

2000 - Se pone en marcha la primera producción internacional

KEMPER amplía sus propias capacidades de producción y construye un centro de fabricación internacional en la República Checa. Se crea una nave moderna.

Con la expansión, KEMPER ofrece también respuestas a las cuestiones apremiantes de la globalización. La buena disponibilidad de personal especializado junto con una producción eficiente en costes fueron factores importantes que hicieron que la empresa decidiera invertir en la República Checa.

2002 - 25 años de KEMPER

KEMPER está de aniversario. Después de 25 años la empresa emplea a unos 150 trabajadores y se ha convertido además en un importante proveedor y especialista para la depuración sistemática del aire en el puesto de trabajo.

2008 - Ampliación en la República Checa

KEMPER amplia sucesivamente la producción internacional en la República Checa. Debido a la buena situación de pedidos previa, la empresa invierte en la ampliación del centro de producción. Se crea una nave de fabricación de 10.000 metros cuadrados. Con ello, la filial checa se convierte en el emplazamiento más importante además de la sede principal en Vreden.

Al mismo tiempo, la crisis financiera en EE. UU. obliga a la empresa a reducir la jornada laboral. Las ventas caen año tras año más del 40 %. "La fase más complicada en mi vida como empresario en un entorno marcadamente familiar", como afirma Gerd Kemper con una mirada retrospectiva. La dirección y la plantilla tiran de la misma cuerda. La empresa sale fortalecida de la crisis.


2011 - Entrada en el mercado de la ventilación ambiental

En el mercado de la aspiración de humo de soldadura, la ventilación ambiental recibe hasta ahora muy poca consideración. Para captar de manera eficaz el humo de soldadura se necesita una aspiración puntual según la recomendación de las asociaciones profesionales. Sin embargo, la demanda crece.

Con KemJet, KEMPER entra en el mercado de sistemas de ventilación ambiental. La empresa lo recomienda como complemento de aspiraciones puntuales y para aquellos casos en los que las aspiraciones puntuales no son manejables. Del mercado inicialmente guiado por la demanda se integra una parte fija creciente en la cartera. Con la CleanAirTower, la empresa desarrolla en 2013 una ventilación por desplazamiento que se puede reubicar individualmente. La importancia de los sistemas de ventilación ambiental crece debido a la mayor consideración que recibe el aire ambiental en general más allá del puesto de trabajo individual.

2013 - Cero puntos de contacto incluso en la eliminación

KEMPER reflexiona sobre la cadena de sustancias peligrosas. No solo por el hecho de que la empresa disponga de una amplia cartera de soluciones de aspiración y filtración.
Desde 2013 el fabricante crea una solución que evita el contacto directo con las sustancias peligrosas en su eliminación. Este desarrollo se denomina descarga de polvo y acumulación de polvo libres de contaminación y se transfiere a diferentes soluciones. Con ello, KEMPER cubre una brecha en la técnica de aspiración.

2016 - Instalaciones interconectadas: comienza la era de la protección laboral 4.0

La Industria 4.0 llega a la protección laboral. Con KEMPER Connect, la empresa desarrolla un concepto en el que instalaciones de aspiración y sistemas de ventilación ambiental pueden interconectarse automáticamente y también comunicarse entre sí. La base de ello es el sistema de monitorización del aire AirWatch introducido también en 2016. Este mide de forma permanente la carga de polvo fino en el aire, la compara con valores límite y, si es necesario, conecta o desconecta automáticamente instalaciones de aspiración y sistemas de ventilación ambiental mientras se cumplan los valores límite establecidos. Para la comunicación entre las instalaciones, KEMPER desarrolló personalmente una red inalámbrica autárquica.

2017 - 40 años de aspiración de humo de soldadura – 40 años de KEMPER

La aspiración de humo de soldadura tiene más allá de Alemania un nombre propio: KEMPER. Hasta hoy, la empresa es pionera en la técnica de depuración del aire.

40 años después de la constitución, el fabricante emplea a unos 300 trabajadores en todo el mundo. Más de 100.000 empresas en unos 50 países de todos los continentes utilizan la técnica de depuración de aire de KEMPER. "Hace 40 años nos contentaba el mero hecho de que los soldadores comprendieran el riesgo para la salud. Por entonces, nadie hubiera pensado que hoy pudiéramos determinar el tamaño de las partículas de polvo fino", señala el fundador Gerd Kemper. La empresa prevé que en el futuro se considerará todo el aire de la nave más allá del puesto de soldadura individual y, desde luego, también en otros sectores aparte de la transformación de metales. "Un entorno de trabajo limpio con aire puro en la nave será el argumento decisivo que incline la balanza hacia una empresa, en el contexto de la problemática del polvo fino", afirma el gerente Björn Kemper. "Por otro lado, las empresas se benefician de una mayor productividad".

La misión de KEMPER continúa ...