Inicio Actualidades Novedades 40 años de KEMPER: Pionero en la aspiración de humos de soldadura

40 años de KEMPER: Pionero en la aspiración de humos de soldadura

  • Fundación en el garaje de casa el 17 de marzo de 1977
  • De empresa unipersonal a líder tecnológico mundial
  • KEMPER ha allanado recientemente el cambio hacia la protección laboral 4.0

Vreden, 17 de marzo de 2017 – Aire puro en el tratamiento de metales: Hace 40 años, KEMPER GmbH inició su misión de conseguir un mundo laboral limpio. Desde una empresa unipersonal, el fabricante de instalaciones de aspiración y sistemas de filtración asciende a líder tecnológico mundial en la aspiración de humos de soldadura. Frente a una gran oposición, el fundador Gerd Kemper establece la aspiración puntual en Alemania y más adelante, en otros lugares. Hasta hoy, la empresa familiar es un pionero en la técnica de depuración del aire. En la actualidad, la empresa familiar introduce la protección laboral en una era interconectada. 

"Nuestra misión no ha acabado todavía. La necesidad de aire limpio en el ámbito laboral sigue aumentando", recalca Björn Kemper, gerente de KEMPER GmbH. "Hace 40 años nos contentaba el mero hecho de que los soldadores comprendieran el riesgo para la salud. Por entonces, nadie hubiera pensado que hoy pudiéramos determinar el tamaño de las partículas de polvo fino".

Desde el equipo de filtración móvil, pasando por instalaciones de aspiración centrales, técnica de filtración para partículas ultrafinas, sistemas de ventilación ambiental, hasta equipos de monitorización de aire: desde hace 40 años KEMPER lanza constantemente al mercado nuevas innovaciones en el ámbito de la técnica de depuración del aire. Más allá del mercado de origen más importante que representa Alemania, la empresa equipa a más de 100.000 empresas en unos 50 países. Iniciada como explotación unipersonal, la empresa emplea actualmente a 300 trabajadores en todo el mundo. Teniendo en cuenta lo anterior, el fabricante está incluido en el índice de líderes del mercado mundial de la Universidad de San Galo.

Gerd Kemper realiza un trabajo de persuasión

En una época de creciente conciencia medioambiental en los años 70 esta evolución no está predestinada en modo alguno: "Todos hablaban de mayor justicia medioambiental y de un mejor mundo laboral. Pero no hubo acciones reales", recuerda el fundador Gerd Kemper. Después de su formación empresarial tuvo rápidamente claro que quería fundar una empresa con productos técnicos. En su actividad para una empresa sueca descubre las primeras unidades de aspiración en el país escandinavo. Allí se conocen ya los peligros del humo de soldadura. Ha nacido su idea de negocio para Alemania. En el garaje de su casa construye la primera aspiración puntual en el espacio germanoparlante que capta el humo tóxico directamente en el punto en el que se genera: un principio que siguen recomendando hoy en día los gremios profesionales para la aspiración de humo de soldadura.

Difundir la técnica resulta complicado en los inicios. En Alemania, el humo de soldadura se considera totalmente inofensivo. El primer pedido se cancela precisamente por el veto del personal. Temen perder su ración de leche diaria (en aquel entonces se proporcionaba una botella después del turno para la desintoxicación, por ejemplo, contra la fiebre del lunes, lo cual carece de todo fundamento científico según los conocimientos actuales. Gerd Kemper realiza una labor educativa, habla en empresas, realiza presentaciones en asociaciones, acude a escuelas de formación profesional. La nueva generación de soldadores transmite la idea a las empresas.

La internalización avanza con rapidez

La empresa crece gracias al incremento de las ventas: En 1983 crea el primer edificio de producción. Gracias a la reputación, sobre todo entre los proveedores automovilísticos, KEMPER entra en mercados extranjeros de la mano del sector. Con la constitución de dos empresas filiales en Francia y EE. UU. comienza la estrategia de expansión internacional a los diez años desde la fundación de la sociedad. Como la empresa cuenta ya con 100 empleados, KEMPER se traslada en 1992 al actual edificio de oficinas y funda una filial de distribución en la República Checa. Más adelante, esta se convierte en el primer centro de producción internacional y vuelve a ampliarse en 2008.

De forma simultánea, KEMPER incrementa su know-how técnico en la técnica de depuración del aire. En 1989 la empresa presenta nuevas series de equipos para humo de soldadura como variantes móviles y estacionarias. En 1992 KEMPER desarrolla la primera instalación de aspiración central compacta System 8000 con mando propio. Su principio modular, que tiene en cuenta las demandas individuales de los clientes, se considera actualmente la base de desarrollos sucesivos en instalaciones de aspiración centrales. En 1993 se lanza al mercado el primer equipo de filtración móvil con filtro autolimpiante. A mediados de los años 90 KEMPER desarrolla el brazo de aspiración que sigue utilizándose de forma corriente hoy en día, con campana con forma de brida. Este se ha vendido más de 130.000 veces desde entonces.


Descenso de las ventas por la crisis financiera de 2008

Después de la crisis financiera de 2008 el negocio experimenta un bajón. Las ventas caen año tras año más del 40 %. "La fase más complicada en mi vida como empresario en un entorno marcadamente familiar", afirma Gerd Kemper. La dirección y la plantilla tiran de la misma cuerda en una fase de trabajo a jornada reducida. KEMPER logra salir rápidamente del hoyo. En el pasado reciente se suceden incrementos de ventas, en ocasiones de dos cifras.

KEMPER se mantiene fiel a su espíritu pionero. En 2013 el fabricante lanza por primera vez al mercado productos con una recogida de polvo sin contaminación para la eliminación segura. KEMPER sigue desarrollando la técnica de filtración para lograr un mayor rendimiento. En 2016, la empresa introduce la protección laboral en la era de la industria 4.0. El sistema de monitorización del aire AirWatch puede controlar de forma totalmente automática instalaciones de aspiración y sistemas de ventilación ambiental. Más allá del puesto de trabajo individual, se consideraría cada vez más todo el aire de la nave, señala Björn Kemper: "En el sentido de la satisfacción, la captación y la fidelización de los empleados una protección laboral eficaz es un argumento de importancia creciente para la propia empresa".


Buscar en Kemper.eu

Utilice el cuadro de Contact Person search búsqueda que aparece a continuación para buscar productos, servicios e información en Kemper.eu.

Cerrar